El capital extranjero representa un 20% de las compras en vivienda

Los compradores con más peso fueron británicos (20%), franceses (8,8%) y alemanes (7,5%).


A estas alturas nadie puede poner en duda que el sector inmobiliario español está en el radar del capital extranjero. Pero a la vista de las últimas cifras del Consejo General de Notariado podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que el apetito de los inversores internacionales por el ladrillo es feroz.

Los extranjeros han comprado 76.000 viviendas en España, un 20 % del total de las compras durante el pasado año 2015. Lo que evidencia el peso que este colectivo ha ido ganando desde el año 2007.

Por nacionalidad, son los compradores británicos (20,6%), seguidos de los franceses (8,8%), alemanes (7,5%), belgas (5,7%) e italianos (5,5%) los que mayor peso representan sobre el total de compradores extranjeros. Sus opciones de compra preferirías están en Baleares (44%), Canarias (39%), Comunidad Valenciana (37%), Murcia (25%) y Andalucía (25%). Ahora bien, los incrementos más fuertes en la compraventa de casas por extranjeros se dieron en La Rioja (59,1%), Castilla-La Mancha (57,3%) y Navarra (41,5%). Los más discretos se produjeron en Extremadura (9,8%), Comunidad Valenciana (7,2%) y Cataluña (4,9%).

El Consejo General del Notariado asegura que la práctica totalidad de los extranjeros que deciden comprar un inmueble en España optan por acudir al notario para realizar la compraventa en escritura pública ya que, aunque no es obligatoria salvo que se contrate un préstamo hipotecario, les aporta veracidad y seguridad jurídica.

El 51,7% de las operaciones fueron realizadas por extranjeros no residentes. Aun así, la compraventa de extranjeros residentes aumentó en un 18,2%, tasa superior a la experimentada por los compradores extranjeros no residentes, que se situó en el 8,4%.

El precio medio por metro cuadrado de las operaciones realizadas por extranjeros se situó en 1.598 euros, lo que representó un aumento interanual del 2,9%. La evolución del precio por metro cuadrado parece apuntar una estabilización desde el primer semestre de 2013.

Deja un comentario