El futuro de la vivienda es pensar en verde

La construcción tiende a ser mucho más eficiente energéticamente y sostenible. Esta nueva corriente de “Construcción verde” más amable con el planeta hará que podamos olvidarnos de las facturas desorbitadas.

En los últimos meses muchos españoles han empezado a plantearse su modelo energético y empiezan a prestar más atención a su consumo y poniendo en práctica medidas tan sencillas como un buen aislamiento para su vivienda, apagar y desenchufar los electrodomésticos, o utilizar bombillas de bajo consumo y lámparas LED. El problema del ahorro energético no es propio de nuestro país, desde fuera de nuestras fronteras se ponen en marcha un gran número de iniciativas preocupa también en otros países, donde se han puesto en marcha interesantes iniciativas cuya finalidad es la de ayudarnos a ahorrar energía en nuestros hogares.

www.previewsinsideout.com
www.previewsinsideout.com

Las medidas anteriormente comentadas se podrían implementar en casas ya construidas, no obstante un nuevo tipo de casa, más eficiente energéticamente, empieza a hacerse notar. Hablamos de diferentes modalidades que no son lo mismo, aunque su finalidad sí lo es: el ahorro energético. Así en este tipo de construcción debemos diferenciar entre:

  • La casa pasiva: Es aquella diseñada y construida para que no se necesite apenas consumir energía para obtener una temperatura confortable en cualquier época del año. Destaca por tanto por su gran nivel de eficiencia energética. Pese a lo que pueda parecer, no tiene por qué ser ecológica (aunque el ahorro de energía suponga un menor impacto ambiental) ya que no exige la utilización de materiales específicos que pueden ser nada o poco sostenibles.
  • La casa ecológica: Es un concepto más amplio, en ellas lo que se busca es causar el menor impacto medioambiental. Así siempre se opta por soluciones en el diseño que contemplen las pautas de la arquitectura bioclimática para aprovechar los recursos naturales existentes de cara a un menor aporte energético: La elección de la orientación, el asoleamiento, los vientos, la vegetación… Al contrario de lo que ocurría con la casa pasiva, en su construcción se utilizan materiales naturales o sostenibles.
  • La casa autosuficiente: Sería aquella que genera la energía que necesita y por tanto puede prescindir de conectarse al suministro a la red general. Para luz, calefacción… suelen abastecerse de placas solares. Para el abastecimiento de agua, un sistema de recuperación de aguas pluviales con depuración natural. Su relación con la casa pasiva radica en que cuánto menos energía necesite la vivienda, menor será la instalación necesaria para lograr que sea autosuficiente, y también se relaciona con la casa ecológica porque es energía procedente de fuentes renovables.
www.previewsinsideout.com
www.previewsinsideout.com

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer.En cuanto al precio pueden ser entre un 5 y un 10% más caras que una casa normal, ya que hay que invertir más dinero en aislamiento, sistemas de ventilación… pero este incremento en el precio se amortiza en menos de diez años, sin hablar del beneficioso impacto para el planeta.

Deja un comentario