Ubicaciones originales para crear tu despacho casero

Seguramente te encantaría trabajar más en casa y ser más productivo, aunque posiblemente a simple vista no veas un espacio viable, puede que no estés mirando correctamente. Si piensas en toda una habitación para convertir el despacho, tal vez debas mirar más allá. Tu casa está llena de rincones y posibilidades que aprovechar como despacho. A continuación, te ayudamos a “descubrir” lugares ocultos, pero muy a la vista que podrás reciclar como oficina improvisada:

  • Pasillo: Ese acceso alargado a la zona de los dormitorios encierra un potencial oculto, aprovechando una de las esquinas y ocupando el ancho completo: contarás con más espacio de movimiento un apoyo en ángulo, que te será muy útil para instalar una estantería. Si la distribución es longitudinal, deberás dejar al menos 80 cms para una libre circulación. Se eficiente y opta por equipamiento básico y plegable cuando no se use (un mesa sujeta a la pared es una excelente opción).
  • Debajo de la escalera: Este espacio, que normalmente se destina al almacenaje, es una buena solución como oficina. Intenta cerrar los peldaños para evitar que caiga polvo sobre la mesa, usar vidrio templado es una buena solución ya que, además, te aportará más luz natural.

tips-para-despacho

  • Vestidor: Robando algo de espacio destinado a tu ropa, puedes encontrar los metros necesarios para tu oficina casera. A pesar de las ajustadas dimensiones, pronto verás que el sitio es eficaz y confortable. Para lograrlo, haz que los módulos de ropa tengan puertas; intenta que el espacio cuente con una ventana en la medida de lo posible; y encuentra hueco para las baldas para sectorizar el rincón.
  • Armario: Quizá no todas las casas tengan un vestidor, pero sin duda tendrás algún armario que puedas reconvertir. Si la idea te suena un poco claustrofóbica, replantéatelo. En un armario empotrado cuentas con una profundidad de entre 50 y 60 cm, ideal para el ordenador de mesa –De hecho si estas es mayor podrás dejar la silla dentro- y permite mantener esta zona cerrada y a resguardo, durante los ratos de ocio.
www.homedit.com
www.homedit.com

 

  • Cocina: Ya te advertimos al inicio del post que te ayudaríamos a redescubrir espacios dentro de los espacios y la encimera de tu cocina, además de deliciosos platos, puede albergar una excelente zona de trabajo. Busca uno de los extremos de la distribución que no esté pegado ni a los fuegos, ni a la zona de aguas. Lo ideal sería junto a una pared con ventana y bajando la altura de la encimera para separar mejor el espacio.

Échale imaginación, tan solo necesitas 1-1,5 m² y puedes tener tu despacho: entre dos armarios, bajo un techo abuhardillado… tu casa te ofrece múltiples posibilidades ¡Elige la tuya!

Deja un comentario